ARROZ CON POLLO, SETAS E HIGADITOS

ARROZ CON POLLO, SETAS E HIGADITOS

 



De nuevo con todos vosotros para presentaros una nueva receta. En este caso una receta casera con carne, pollo, concretamente. Los higaditos son opcionales, se que hay mucha gente que no son de su agrado, pero como a mi me gustan, pues ahí están en la receta. Este es un guiso de los de antes, de los de cuchara, espero que os guste....si lo hacéis claro.

Ingredientes para 4 personas:
- 2 muslos enteros deshuesados
- 4-6 higaditos (opcionales)
- setas variadas (podéis utilizar de las congeladas o las deshidratadas. Luego os contaré un truco que hago con las deshidratadas)
- arroz (las cantidades ya sabéis son al gusto y sobre todo al hambre que tengáis)
- tomate frito
- caldo de pollo (comprado o hecho en casa) más o menos 1 litro.


   
Vamos con la receta:

1º Troceamos los muslos deshuesados al gusto. No hacerlos muy grandes. Como podéis ver en las fotos. Una vez troceados, en la cazuela donde vais a hacer el guiso ponemos a calentar un poco de aceite de oliva (dos o tres cucharadas soperas) y cuando este caliente, incorporamos los trozos de pollo que previamente hemos salpimentado. Vamos moviéndolos hasta que cojan color dorado de estar fritos. Los reservamos. Yo los meto dentro del caldo que ya tengo calentándose (el objetivo es que los trozos de pollo vayan cociéndose y así luego estarán más tiernos) 





2º A continuación y en el mismo aceite que hemos frito los trozos de pollo, metemos los higaditos, también previamente troceados y un poco enharinados.
Cuidado con los higaditos, al freírlos suelen saltar y "atacarnos", podéis tapar un poco la cazuela. Cuando estén dorados los reservamos.



3º Ahora toca meter en la cazuela las setas que previamente hemos descongelado. Y las sofreímos. Veréis que suelen soltar bastante agua. Esperamos a que se hagan un poco y las reservamos.



TRUCO: si usáis setas deshidratadas, rehidratarlas en agua y el agua en donde se han hidratado (previo filtrado de impurezas) la podéis usar junto con el caldo. Hay quien incluso solo usa ese agua para hacer el guiso. Eso ya al gusto de cada uno. Lo que os garantizo es un sabor a seta impresionante.

4º Sofrito del arroz. Metemos el arroz en la cazuela y lo sofreímos con el aceite sobrante. Incorporamos un poco de tomate frito y lo removemos bien. 



5º Es hora de sumar todos los ingredientes al arroz, lo mezclamos bien y le añadimos el caldo.
  
NOTA:en este caso el arroz va a ser meloso, por lo tanto la cantidad de caldo va a ser mayor que la proporción que hacemos normalmente para un arroz seco.





6º Dejamos cocer unos 15 minutos, los 5 primeros a fuego fuerte y luego bajamos el fuego para que se vaya haciendo poco a poco. Yo lo que hago es que a partir de los 15-18 min voy probando el dente del arroz. A mi me gusta que no este pasado. Si queréis darle más color, podéis añadir un poco de colorante o azafrán de la manera que os explique en una receta anterior.





Este debe ser el aspecto final del plato. Espero que os salga bien y que disfrutéis al cocinarlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ALUBIAS BLANCAS CON PATO CONFITADO

ARROZ AL HORNO CON LONGANIZAS Y PANCETA

ESPAGUETIS NEGROS CON CALAMAR, EMPERADOR Y ALMEJAS (LES LLAMO MARINEROS?)