SUQUET DE RAPE (o guiso de rape con patatas)




De nuevo con vosotros una semana más. Esta semana un plato espectacular con un sabor increíble y que seguro vais a triunfar con el. La receta es un poco laboriosa, pero muy fácil. Al menos es lo que voy a intentar trasmitiros para que todos la podáis hacer en casa y triunfar como yo lo hago con mi familia.

Vamos con los ingredientes, para 4 personas:

- rape (yo gasté una cola mediana de rape, algo más de medio kilo)
- gambitas (opcionales)
- 2 patatas grandes
- 2 dientes de ajo ( o más si queréis) PARA EL MAJADO
- almendras crudas enteras o en láminas (un buen puñado) PARA EL MAJADO
- 2 rebanadas grandes de pan del día anterior PARA EL MAJADO
- caldo o fumet de pescado
- y como casi siempre, ñora picada o en su defecto pimentón dulce
- si os gusta picante alguna pimienta callena (opcional)


Y el proceso:

1º Preparación de ingredientes: pelamos las patatas y las cortamos "chasqueandolas". ¿Qué no sabéis lo que es chasquear? Pues es hacer un corte inicial con el cuchillo y luego arrancar el trozo. Esto sirve para que luego la patata suelte mejor el almidón y de esta manera el caldo del suquet estará más trabado.
(Esto de chasquear, igual me da para empezar a hacer un diccionario culinario...o será mucho curro....)



2º Trocear el rape quitando las espina central. El tamaño de los trozos os los dejo a vuestra elección. Una vez troceados, yo particularmente, los enharino un poco. Más material para el trabado del suquet.



3º Trocear el ajo en láminas finas.

4º Laminar las almendras crudas (las venden ya así). Si no tuvieráis almendras se puede hacer con nueces o avellanas troceadas.



5º Empezamos: vamos primero que nada a freír parcialmente los trozos de patata. En la misma cazuela que vamos a hacer el suquet, ponemos un poco de aceite y cuando este caliente (sin llegar a humear), añadimos las patatas previamente sazonadas. No queremos que se frían del todo, solo un poco.


6º Retiramos las patatas y las reservamos. A continuación en el aceite de freír las patatas echamos los trozos enharinados de rape para hacer un "vuelta y vuelta". Es decir que lo freímos apenas y en seguida lo sacamos de la cazuela para reservarlo. Lo que buscamos es que el rape suelte algo de su sustancia y sabor.

TRUCO: si se os ha quedado agarrada algo de la patata o de la harina, la podéis soltar añadiendo un poco de caldo, o incluso, vino blanco, y rascar el fondo de la cazuela para que se suelte (ese "agarrao", que no quemado, da mucha sustancia y sabor)


7º PREPARACIÓN DEL MAJADO: en una sartén aparte con un poco de aceite freímos primero que nada las láminas de ajo. Cuando empiezan a coger color, añadimos los trozos de almendra y los freímos junto a los ajos. Cuando todo haya cogido color, lo reservamos todo en el mortero. En el aceite sobrante freímos sin que se quemen las rebanadas de pan hasta que tengan color y queden crujientes.




Seguimos con el majado. En el mortero, donde hemos puesto las almendras y los ajos, lo trituramos todo bien fino, pero que queden pequeños trocitos (ver la foto). Una vez triturado el ajo y las almendras añadimos el pan tostado y lo trituramos bien hasta obtener una masa espesa que es el MAJADO. A esta masa se le añade un poco de fumet que tenemos ya calentando. Podéis añadir un poco de perejil picado.




8º Volvamos al suquet: volcamos en la cazuela las patatas que teníamos reservadas y le añadimos un poco de ñora picada o pimentón dulce o las dos cosas... Lo mezclamos bien y le añadimos el caldo caliente que tenemos preparado. ¿Qué cantidad? Pues hasta más o menos cubrir el volumen de las patatas.



Lo ponemos a hervir y las patatas deberían estar cocidas en aproximadamente 15 minutos. Podéis ir probando su dureza. A mitad de cocción añadimos el MAJADO y lo mezclamos bien. Veréis como el caldo coge consistencia y sobre todo un aroma espectacular.


                                             Sin MAJADO

 
                                             Con MAJADO

TRUCO: si veis que la consistencia, cuando ya vamos terminando la cocción, no es de vuestro agrado, es decir está muy fluido, podéis coger del suquet unas pocas patatas y en un plato las chafáis con un poco de caldo y una vez bien chafadas las incorporáis a la cazuela.

9º Por último, cuando queden 3-4 minutos para terminar la cocción, añadimos los trozos de rape que teníamos reservados y de forma opcional unas cuantas gambitas peladas.




Podéis ver el resultado final:


Comentarios

  1. Muy buena pinta hermano, vamos a intentar a ver como nos queda, bueno Mamen lo cocina y yo me lo como, que todo forma parte del proceso y todo es importante :-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ALUBIAS BLANCAS CON PATO CONFITADO

GARBANZOS CON ALITAS DE POLLO

HAMBURGUESAS DE SALMÓN Y LANGOSTINOS COCIDOS