ALBÓNDIGAS DE SEPIA Y GAMBONES

ALBÓNDIGAS DE SEPIA Y GAMBONES



¿Ya de vuelta de las vacaciones? Espero que las hayáis disfrutado. El BLOG como habréis deducido, dada la ausencia de nuevos post, también ha estado de vacaciones. Pero estoy de vuelta con renovadas ilusiones.

La receta que os planteo quizás no sea para este tiempo, aunque con las últimas tormentas la temperatura ha bajado un poco y quizás os apetezca hacerla.

Su proceso puede que sea un poco más laborioso, lo cual no quiere decir que sea difícil, pero el resultado es espectacular (y no necesito abuela).

Veamos los ingredientes



- 2 sepias de playa sin limpiar
- 4-6 gambones grandes 
- 2 patatas medianas
- 2 cebollas (una para la salsa y otra para la masa de las albóndigas)
- 1 diente de ajo
- 1/2 medio vasito de vino blanco
- caldo de pescado (para la salsa)

Vamos con el procedimiento paso a paso:

1º En sartén ponemos un par de cucharadas soperas de aceite y una vez empiece a estar caliente ponemos los gambones para hacerlos y que suelten la sustancia que dará sabor a nuestro plato.



Una vez se hayan hecho (sin pasarse de hechos) los retiramos y dejamos enfriar para luego limpiar las cabezas y cáscaras que aprovecharemos para hacer la salsa.

2º En la misma sartén y con los jugos soltados por los gambones ponemos a hacer las sepias sin limpiar y previamente salpimentadas.



Este proceso puede tardar unos 10-15 minutos. Hay que ir dándole la vuelta a las sepias de vez en cuando. Yo mientras se hacen las tapo para ayudar a la cocción. ¿Cuando están hechas? Para mi, cuando cogiendo una punta de cuchillo y pinchamos la sepia, nos cuesta poco pincharla. Una vez hecha la reservamos.

El aspecto feo de las sepias es por que son sepias de playa, y tal y como he dicho, sin limpiar. Aquí cada uno puede utilizar la sepia que quiera.

3º Vamos a empezar a hacer la SALSA. 

- En la sartén en la que acabamos de hacer la sepia vertemos (a fuego vivo) el vaso de vino para desglasar el fondo. Y una vez evaporado el alcohol, añadimos un poco de caldo de pescado. Removemos y reservamos el caldo obtenido. (El aspecto puede ser distinto según el caldo que echemos). Ahi está toda la sustancia de los gambones y la sepia.



- A continuación añadimos a la sartén un poco de aceite y hacemos un sofrito de cebolla (los trozos de cebolla los podéis hacer como queráis, luego va a ir todo triturado).



- una vez la cebolla empieza a dorar ligeramente, añadimos las cabezas y pieles de los gambones que habíamos preparado anteriormente, y las vamos friendo con la cebolla. En el proceso vamos apretando las cabezas para que vayan soltando los jugos.



- Una vez ya vemos las cascaras y cabezas hechas junto con la cebolla, añadimos el jugo que habíamos reservado y lo dejamos hervir todo durante unos 5-10 minutos. 



- pasado ese tiempo vamos a triturar todo con la batidora o con una trituradora, dejando lo más triturado posible, para luego pasarlo todo por un colador o un "chino".





Ya tenemos nuestra salsa hecha......buenísima

El resto de cáscaras que quedan el el colador lo reservamos por si necesitamos más salsa. (Luego os cuento)

4º Vamos a preparar las albóndigas:

- cogemos la sepia la troceamos y la llevamos a la picadora para picarla bien en trocitos pequeñitos pero sin que llegue a hacerse una masa sin pedacitos de sepia (fijaros en la foto).




- hacemos los mismo con los gambones que teníamos reservados




- llevamos los dos elementos triturados a un bol y lo mezclamos todo lo más homogéneamente posible



- añadimos al bol una rebanada de pan de molde empadado con leche y bien escurrido. Lo mezclamos bien para obtener una masa homogénea. 


- para completar la masa, hacemos un nuevo sofrito de cebolla muy picada y un diente de ajo picado, y una vez hecho lo escurrimos bien del aceite y lo incorporamos a la masa de las albóndigas.




- incorporamos el sofrito a la masa de las albóndigas y lo mezclamos bien. Ya tenemos la masa hecha.



5º Conformar las bolitas de albóndigas. Para ello preparamos en un plato un poco de harina y vamos conformando las bolitas (yo las he hecho no muy grandes) ayudándonos de la harina.



Listas para freír. Me gusta ir hacerlas poco a poco, sin amontonarse, para poder darles la vuelta con facilidad. El tiempo de fritura no es mucho, que coja color el rebozo y poco más.


(Perdonar pero se me olvidó hacer la foto de las albóndigas hechas)

6º Acompañamiento (esto es opcional): unas patatas fritas cortadas en daditos.



Una vez fritas las reservamos. (Un día de estos os diré como frío yo las patatas para que queden perfectas.....)

7º Ya para terminar, y mientras freíamos las albóndigas, ponemos a calentar la salsa que teníamos hecha. Añadimos las albóndigas y las patatas a la salsa caliente para que cojan calor.



Listas para servir.....

Espero que las hagáis y que me mandéis comentarios aquí en el blog....gracias.

NOTA: si os habéis quedado cortos de salsa... acordaros que hemos guardado los restos de pasar por el colador las cabezas y cáscaras de los gambones. Podéis poner en un cazo esos restos y añadir un poco de caldo, calentarlo hasta que hierva, y volver a colar. Os puede servir para tener más salsa. Si os queda líquida podéis espesarla añadiendo y "chafando" unas pocas patatas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

GARBANZOS CON ALITAS DE POLLO

ALUBIAS BLANCAS CON PATO CONFITADO

NEGRO SOBRE NEGRO (Alubias negras con sepia)