BOQUERONES EN VINAGRE


Con una semana de retraso (algo de vacaciones me merecía) os presento la receta de hoy. Son uno estupendos boquerones en vinagre hechos en casa. Es una receta algo laboriosa, pero como estaba de vacaciones, he aprovechado para hacerlos. La verdad es que cuando vimos (andaba de compras con mi suegro) los boquerones en el mercado, sus ojos, su frescura y sobre todo su tamaño, no pude resistirme.

IMPORTANTE: lo primero que hay que hacer si queréis hacer esta receta es congelar los boquerones al menos 2-3 días. El boquerón es uno de los pescados que transmite el temido anisakis....Así que congelarlos previamente por favor.

Vamos con los ingredientes y el proceso.

Ingredientes:

- boquerones ( la cantidad que queráis hacer)
- vinagre
- agua
- ajos
- aceite (del bueno...AVOE)

1º Lo primero que hacemos es limpiar los boquerones (se lo podéis pedir al pescater@). Lo importante es que estén limpios de sangre.


2º CONGELARLOS

3º Una vez hayan pasado los 2-3 días en el congelador, los descongeláis lentamente en la nevera (abajo del frigorífico unas horas). Cuando estén descongelados, los volvéis a limpiar y empezáis a separar los lomos. Para ello con cuidado con el dedo pulgar vais separándolos y quitáis la espina central y cualquier espina pequeña que puedan tener. 


Este es el aspecto que deben tener. Vamos poco a poco limpiando y separando todos los lomos y los vamos reservando. 


Cuando los tengamos limpios los disponemos sobre papel de cocina abosrvente para secarlos



4º Buscamos una bandeja grande (yo use una de horno) y disponemos los boquerones para conformar una o dos capas de boquerones. Añadimos un poco de sal en cada capa.



5º Preparamos el vinagre. La proporción es 3:1 de vinagre y agua.


300 ml de vinagre


100 ml de agua (total 400 ml)

6º Cubrimos los boquerones con el líquido y hay que dejarlos en remojo al menos durante 4 horas. Dependerá del tamaño el rato que deben estar en remojo con el vinagre. Contra más rato estén, más duros estarán luego. Así que cada uno que los haga al gusto que quiera. Yo los tuve 5 horas, ya que el tamaño del boquerón era hermoso. Se mantienen en la nevera cubiertos con papel film.

   
7º Una vez pasado ese tiempo, veréis como el boquerón ha cambiado de color y se ha "cocinado". Solo nos queda, sacarlos del vinagre, secarlos un poco con papel absorvente y disponerlos en la bandeja donde queráis servirlos, y cubrir con aceite y ajos picados por encima. 



El aspecto y sobre todo el sabor final, espectacular!!!



Comentarios

Entradas populares de este blog

ALUBIAS BLANCAS CON PATO CONFITADO

GARBANZOS CON ALITAS DE POLLO

HAMBURGUESAS DE SALMÓN Y LANGOSTINOS COCIDOS