CROQUETAS DE CARNE Y CHAMPIÑONES



El pasado día 16 de enero fue el Día Internacional de la Croqueta y con motivo del mismo os ofrezco una nueva receta de croquetas. Ya hace tiempo os presente en el blog la receta de croquetas de merluza. En este caso voy a enseñaros como hago las croquetas de carne y champiñones.

Para hacerlas podéis utilizar cualquier tipo de carne, pollo, conejo, ternera, etc. Yo he utilizado en esta caso los restos del cocido, pero solo la ternera, el pollo desapareció, y le he añadido champiñones. Podéis utilizar cualquier tipo de seta o a quien no le guste, pues no le pongáis.

Vamos con los ingredientes:


- carnes desmenuzadas al gusto
- tres champiñones grandes o 6 medianos o las setas que queráis
- dos huevos
- harina
- mantequilla
- leche
- pan rallado
- sal y pimienta

Proceso:

1º Vamos a hacer los champiñones. Para ello limpiamos con un trapo ligeramente húmedo o con un cepillo los posibles restos de tierra que pudieran tener. A continuación lo cortamos en pequeños trozos y los llevamos a una sartén con un poco de aceite caliente. Salpimentamos y dejamos que se vayan haciendo. Veremos como van reduciendo de tamaño y cambiando el color.



2º Una vez los champiñones estén hechos le añadimos la carne desmenuzada y lo mezclamos todo.



Reservamos.

3º Vamos ahora a hacer la salsa bechamel. No voy a hacer mucha ya que quiero que las croquetas tengan mucha más proporción de mezcla que de bechamel.

Preparamos la harina, a mi me gusta tamizarla con un colador (asi se supone que deben hacerse menos grumos). Con un par o tres cucharadas soperas habrá suficiente.



Ponemos a calentar un recipiente (sartén, cazuela plana, ...) antiadherente y añadimos un par de cucharas soperas de mantequilla y vamos moviéndola hasta que se derrita completamente.




En el momento en que este disuelta la mantequilla vamos a añadir la harina poco a poco, mezclándola con una VARILLAS. Insisto no voy a hacer mucha bechamel por lo que con dos o tres cucharadas soperas de harina habrá suficiente. Mezclamos poco a poco. 


Vamos removiendo y viendo como la harina se va tostando. Cuando haya cogido color vamos a añadir la leche, también poco a poco y removiendo bien.



Conforme la leche se vaya evaporando podrán aparecer grumos que debéis ir deshaciendo conforme vamos incorporando más leche.



En este momento es cuando podéis ir probando y rectificar de sal y pimienta (hay quien le añade nuez moscada, yo no).


Esta es la consistencia que debe tener la salsa bechamel, dejamos que se haga unos 3 minutos, removiendo constantemente. Y vamos al siguiente paso.

4º Juntamos la salsa con la mezcla de la carne y los champiñones.



Una vez todo mezclado lo mantenéis, removiendo, durante otros 2-3 minutos y ya está. Como podéis ver la proporción es claramente superior de la mezcla que de la salsa. 

Pasamos la masa de las croquetas a una bandeja grande y la extendemos para reservarla durante al menos unas 2-3 horas, o como yo hice, para el día siguiente, en la nevera. Es importante que la masa repose (sobre todo porque recién hecha, es imposible manipularla para conformar las croquetas).



5º Vamos para acabar a hacer las croquetas. Yo las hago utilizando dos cucharas, pero también podéis hacer bolas y luego alargar las bolas dándole forma de croquetas. Esto fue lo que hice en esta ocasión. Ver el aspecto que tienen antes de freír y con el reboce preparado (huevo + pan rallado, en ese orden)


Solo nos queda freírlas en abundante aceite caliente y poco a poco. A mí me gusta poner pocas croquetas cada vez.



Como veis hay pocas croquetas en la sartén y les voy dando vueltas para que se vayan dorando por todas partes. El resultado final.....



MUY, MUY RICAS. 

Que os aproveche.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ALUBIAS BLANCAS CON PATO CONFITADO

ARROZ AL HORNO CON LONGANIZAS Y PANCETA

GARBANZOS CON ALITAS DE POLLO