ENSALADA FRIA DE GARBANZOS

 


Ha pasado el mes de agosto y si me descuido el mes de septiembre. Reconozco mis pecados, he tenido abandonado el blog. Pero ya estoy de vuelta para esos amigos fieles que me siguen y que incluso hacen algunas de las recetas que os presento en este humilde blog.

Pues bueno, ya estamos de vuelta y aunque estemos en el mes de septiembre sigue haciendo calor y por ello os traigo una receta muy fresquita y muy fácil de hacer, se trata de una "Ensalada fría de garbanzos". Es una receta versátil, además de los ingredientes que os presento, le podéis añadir lo que vuestra imaginación os ponga en la cabeza. Lo único que se necesita como siempre es cariño. AH! y si queréis u os gusta mas podéis hacerla con otra legumbre: alubias blancas, lentejas,...

Vamos con los ingredientes:

Ingredientes para 4 personas

-  garbanzos (yo he utilizado un sobrante que tenia de garbanzos cocidos pero podéis utilizarlos de bote): unos 50-60 gr por persona.
- patata cocida: una patata grande o dos medianas
- una manzana no muy grande (yo utilice Fuji, pero la que más os guste)
- zanahoria cruda: un par no muy grandes será suficiente
- cebolla dulce: una pequeña o media grande (al gusto)
- dos tomates de pera o canario (importante que no este muy maduro, que este duro)
- salmón ahumado (un par de lonchas no muy grandes)
- aceite, vinagre balsámico de Modena y sal

Empezamos:

Lo más laborioso de esta receta es la preparación de los ingredientes. Hay que trocearlos todos muy pequeñitos para que la ensalada coja mejor sabor y textura. Es lo que se conoce como cortar en "brunoise".... ahi lo dejo.

1º Si los garbanzos son de bote hay que lavarlos bien y escurrirlos. Reservar en la nevera para que estén fresquitos.


2º Cortar la patata y también reservar. Podéis, si vais a tardar un poco en hacer la receta, poner la patata en agua.


3º Hacer lo mismo con la carlota/zanahoria. Si tampoco vais a hacer la ensalada ya, la mejor forma de conservar la zanahoria es añadirle un poco de jugo de limón y mezclarlo bien, de esta manera no se oxidará y tampoco afecta al sabor posterior de la ensalada (incluso el limón le da un toque ácido muy agradable).


4º Seguimos troceando los ingredientes. Ahora le toca el turno a la cebolla. Este ingrediente es opcional. Hay gente que no le gusta, pues no le pongáis. 


5º Más ingredientes: la manzana. Yo la le ha lavado bien y la he cortado  con piel y todo. A parte de proporcionaros los nutrientes de la piel, le da a la ensalada un toque crujiente añadido. La manzana igual que la carlota, si no queréis que se os oxide y se ponga fea, podéis también mojarla un poco con limón o mantener el recipiente donde la guardéis tapado con papel film.

 

6º Ya vamos terminando: le toca el turno al tomate. Lo mismo, trocitos pequeños.


7º Y el último ingrediente sólido, en mi caso fue el salmón. Una o dos lonchas no muy grandes de salmón que las troceáis un poco al gusto de cada uno.


8º El ultimo paso antes de hacer la ensalada es preparar una vinagreta básica a los que os guste el vinagre, si no os va, pues con aceite y sal es suficiente. Yo he hecho una vinagreta de aceite, sal y vinagre balsámico de Modena (o sucedáneo). para ello ponemos en un bol un poco de aceite (2-3 cucharadas soperas), un poco de sal y vinagre (1-2 cucharadas soperas). Si veis que hacéis corto, añadir más cantidad con más o menos las mismas proporciones. 



9º Solo nos queda mezclar los ingredientes y sazonar con la vinagreta. Y plato listo para comer. Bien fresco y agradable para estos calores que aun tenemos, al menos en esta mi tierra valenciana.





Comentarios

Entradas populares de este blog

ALUBIAS BLANCAS CON PATO CONFITADO

ARROZ AL HORNO CON LONGANIZAS Y PANCETA

SUQUET DE RAPE (o guiso de rape con patatas)